¡Bienvenidos a Huggies Latinoamérica!

Semana 27: ¡A bañarse!

El momento del baño es uno de los más lindos para compartir con tu bebé, sobre todo a esta edad, porque ya puedes ponerlo en una bañera…
comparte
Semana 27: ¡A bañarse!

Es más divertido si le cantás o llenás la bañera de juguetes y lo animás para que los agarre mientras se baña.

Juegos a la hora del baño

 

Una de las ventajas de su habilidad de sostenerse sentado es que lo puedes bañar en la bañera. Es una tarea muy divertida para los dos pero hay que prepararse antes para no descuidarse. No te olvides que los bebés pequeños pueden ahogarse en sólo 5 centímetros de agua. Entonces, mejor tener todo listo antes de empezar: el shampoo, las toallas y los juguetes.

 

El agua no debe estar muy caliente ni muy fría; probala con tu mano primero antes de colocar a tu bebé en la bañera. Una vez adentro, conviene que lo sostengas todo el tiempo con una mano y que no te descuides, ya que puede resbalarse o golpearse la cabeza. Es más divertido si le cantás o llenás la bañera de juguetes y lo animás para que los agarre mientras se baña.

 

Un detalle extra: es mejor que pongas una toalla en el piso del baño. Así, si se moja mientras ustedes disfrutan del baño, no hay peligro de que te resbales cuando termines.

 

Semana 27: ¡A bañarse!

Intenta averiguar y entender qué le pasa y por qué llora. Es su forma de comunicarse.


Más independencia

 

Ya es más independiente cuando juega o cuando come porque la habilidad de tomar y tragar se desarrolla después de los seis meses. Si toma su taza a la hora de la comida, no se la des llena para que no vuelque todo. Si le das de comer y se pone a jugar con la cuchara o el plato y a tirar todo, no te inquietes: déjalo que se divierta, cuando tenga hambre va a comer.

 

Si decidiste darle alimentos sólidos, entre el séptimo y octavo mes puedes introducir más variedad como carne triturada, pescado, pollo, yogurt y algunas verduras hervidas y frutas extra, todas trituradas o en forma de puré. También puede comer cereales y otros alimentos secos como las tostadas.

 

¿Qué hacer si no para de llorar? La mayoría de los especialistas asegura que no se puede malcriar a un niño antes del año de edad. Intenta averiguar y entender qué le pasa y por qué llora. Quizás tiene los pañales sucios o mucho sueño; en ese caso atendelo porque es su forma de comunicarse.

 

 

comparte


0 comentarios de esta nota